Odoo • Imagen y texto

Hablamos continuamente de comprar productos spa, hacer un spa en casa o ir a un spa como la mejor opción para relajarnos. Pero muy pocos saben que Spa es el nombre de una ciudad belga que, en tiempos romanos, era muy popular por sus baños de aguas termales. Otra versión nos cuenta que  spa en realidad es SPA, una sigla que procedería de la expresión del latín salus per aquam («salud a través del agua»). Dicha sigla se habría convertido en el acrónimo spa.

Hoy asociamos un spa a un espacio de descanso, bienestar  y restauración de la salud que apela al agua para realizar diferentes tratamientos. Y es claro que este espacio es  más necesario que nunca. Pero tener tu espacio spa no requiere una gran inversión ni siquiera salir de casa. Acá te dejamos 5 pasos para disfrutar un espacio de relax en el hogar.

1. Prepara el mejor  ambiente para tu spa, idealmente el baño u otra habitación tranquila. Usa  velas aromáticas, difusores, flores o cualquier cosa que estimule tus sentidos positivamente.

2. Primero debes exfoliar tu piel para eliminar las células muertas que la hacen lucir opaca. Los productos con componentes naturales son ideales,  sólo humedece la piel y aplica.

3. Para revitalizar tu cabello, usa  una mascarilla de aceite de oliva para hidratarlo. Aplica uniformemente y masajea. Deja reposar por 20 minutos y enjuaga con abundante agua.

4. El mejor regaloneo es con un rico masaje. Coloca aceite esencial en tus manos y comienza a masajear tus pies, continua con movimientos ascendentes hasta llegar al pecho. Termina con los brazos en dirección contaría a la circulación. Recuerda que el aceite esencial nunca se usa puro. Para un masaje se requiere diluir en un aceite vehicular como el de almendras.

5. Date una ducha alternando la temperatura del agua. Aplica productos como avena, sal de mar y aceite de almendras para suavizar la piel. Con esta mascarilla mejora la circulación y te llenas de energía.