Cuando un aroma sana el cuerpo y el alma (1ra parte)

Aromaterapia práctica

Odoo • Imagen y texto

 

¿Te has fijado que los recuerdos siempre tienen aromas? Unas vacaciones en la playa huelen a pinos y a mar, un invierno huele a tierra mojada, café y chocolate, septiembre huele a aromos y azahares y navidad a jengibre y pan de pascua.

Esto no es casual y por eso es importante conocer qué es la Aromaterapia que permite armonizar no solo ambientes, también personas y mascotas.

La Aromaterapia es una rama de la fitoterapia y forma parte de la medicina holística o salud global. No se puede separar de los principios básicos de las terapias naturales, alimentación sana, masajes y nuestra actitud ante la vida. Como terapia, consiste en el uso de los aceites esenciales de las plantas, que con su química natural ayudan a mejorar la salud, no solo física sino también mental y espiritualmente.

Cada planta posee un aroma característico, una variedad de propiedades e indicaciones en la que puede ser utilizada. Los Aceites Esenciales son compuestos naturales líquidos, con una consistencia un poco más densa que el agua, altamente volátil y de agradable aroma. La mayoría son incoloros y son muy sensibles a la luz, por lo que deben ser guardados en frascos de vidrio de color ámbar, bien cerrados y en un lugar oscuro.

¿Cómo actúan? Los Aceites Esenciales al poseer unas moléculas tan pequeñas y volátiles, cuando son dispersadas en el ambiente son detectadas y filtradas por la mucosa nasal. Las células receptoras transmiten impulsos al sistema límbico ayudando a estimular el aprendizaje y la retención, pues es la parte del cerebro que está asociada a la memoria, las emociones, las hormonas, la sexualidad y el ritmo cardíaco.

Es por esto que un aroma puede evocarnos recuerdos muy antiguos, y nos puede transmitir sentimientos de paz, seguridad, optimismo, emoción, excitación, euforia, entre otros.

En este sentido, la piel está considerada como el vehículo perfecto para la absorción de los Aceites Esenciales, que traspasan las diferentes capas y a través de los vasos sanguíneos y linfáticos son transportados a todo el organismo mediante el riego sanguíneo. Tardan alrededor de 20 minutos en hacer efecto. Lo importante es recordar que los aceites no se utilizan directamente ya que requieren un aceite vehicular, como el de almendras. Prueba siempre en el antebrazo antes de hacer un masaje corporal.

Si quieres disfrutar un aceite antiestrés te recomendamos agregar  5 a 7 gotas de aceite esencial de verbena limón o melisa a 30 ml de aceite de almendras, y con el preparado hacer un suave masaje. ¡Que lo disfrutes!

Empiece a escribir aquí...