Odoo • Imagen y texto

¡Juego de niños!

 

Muchas veces creemos que el cuidado de la piel comienza cuando somos adultos. Y que la cosmética natural y la higiene personal son tema de grandes. Pero la realidad indica que desde que nacemos nuestra piel, como toda cobertura, está expuesta a los embates de la naturaleza, el tiempo y hasta el mal uso que hacemos cuando nos exponemos al sol sin protección.

De ahí que es importante conocer algunos consejitos para el cuidado de la piel y cabello de los pequeños príncipes y princesas de nuestras casas.

1-La higiene de la piel: limpiar implica eliminar toda toxina de la superficie cutánea con el fin de prevenir enfermedades. Pero esta limpieza no debe ser tan agresiva que pueda irritar o eliminar grasitud natural.

2-Las manos, en primer lugar: las manos de los niños lo tocan todo, y de ahí a la boca hay un paso. Por eso es importante lavarlas siempre con agua y jabón, de preferencia uno suave de avena, manzanilla o caléndula, y no olvidar un buen enjuague y el secado con papel o una toalla de tela limpia.

3-Ducha para el disfrute: Siempre la ducha debe ser con agua tibia, lo más agradable posible para que tus pequeños la disfruten. Desde los 5 años se aconseja acostumbrar a ducha diaria corta, más allá de un baño semanal con fines lúdicos una vez a la semana.

4-Hidratación a lo grande: Después del baño se sugiere una rica crema hidratante, que no sea muy perfumada y especialmente, hipoalergénica. Con ello se evitará sequedad en la piel de los pequeños.

5-Sol en su justa medida: la vitamina D es ultra necesaria para nuestras vidas y nuestra salud. Los niños tienen una piel mucho más sensible a la exposición solar, que debe ser protegida a diario con un buen factor solar, en toda época, no solo en verano.

6-Pelos al viento: El lavado del cabello no necesita ser diario, pero si debe contar con el uso de un buen shampoo neutro o con hierbas suaves, como caléndula o manzanilla. Se recomienda el uso de un acondicionador suave para evitar enredos y siempre el secado con toalla y luego secador tibio. Nunca deben acostarse con sus cabecitas húmedas.

7-Adornos para el día: Los pinches y gomitas quedan bellos, pero no abusemos. No es recomendable hacer peinados muy tirantes, y menos hacer dormir a las niñas con trenzas porque lastiman la fibra capilar.

Empiece a escribir aquí...